BUÑUELOS DE CUARESMA, MIÉRCOLES Y VIERNES

¿y por qué no hacéis buñuelos de Cuaresma el martes o el jueves?

Es una pregunta muy frecuente en la tienda.

Los buñuelos se pueden comer cualquier día del año, incluso a mediados de agosto, pero los Buñuelos (con mayúscula) son los de Cuaresma.

Ahora se pueden encontrar desde después del dia de Reyes en muchas tiendas, pero según la tradición se empieza el Miércoles de Ceniza, cada miércoles y viernes hasta Pascua.

Para explicar el por qué, hay que comenzar con la tradición cristiana de la Cuaresma, las siete semanas anteriores a la celebración de la Pascua, el período de meditación y abstinencia que se suele seguir en las zonas donde la religión cristiana es mayoritaria.

El ciclo empieza con el Carnaval, el Jueves Lardero, con la llegada del Rey Carnaval que lo pone todo del revés. En muchos pueblos y ciudades se celebran desfiles con comparsas disfrazadas, baile, bulla y desenfreno. No pueden faltar los platos típicos. En Cataluña es habitual comer botifarra de huevo, tortilla y coca de chicharrones, y son muy populares las botifarradas al aire libre.

Pero toda esta alegría se acaba el siguiente miércoles, Miércoles de Ceniza, que es el día en que comienza la Cuaresma. La imaginería popular la representa como una vieja arrugada con siete piernas, una por cada semana de la Cuaresma, con un bacalao seco en la mano.

El Miércoles de Ceniza es el día del Entierro de la Sardina, con procesiones de "familiares" de la difunta Sra. Sardina vestidos de luto, que por lo general terminan con una sardinada popular y la quema de la efigie del Rey Carnestoltes, dando por finalizada la diversión y marcando la entrada del tiempo de meditación, ayuno y abstinencia.

Y es la palabra "ayunar" la que explica el origen de los buñuelos de Cuaresma. Para quienes seguían los preceptos eclesiásticos, los miércoles y los viernes eran días de ayuno, y solo se podía hacer una comida fuerte al día, además del principio de abstinencia que prohibía comer carne esos dos días. Para que esta restricción alimentaria fuera más llevadera, se solían hacer buñuelos los miércoles y los viernes.

Hay muchos tipos de buñuelos; del Empordá, de viento, e incluso con nata o crema en épocas más recientes, y tantas recetas como pueblos haya. También son muy interesantes todos los dulces que se hacen durante estas fechas a lo largo de toda la geografía: torrijas, pestiños, flores manchegas, leche frita. Si viajáis por estas fechas, no dejéis de probar todas estas delicias reposteras.

En nuestro escaparate, si pasáis estos días, veréis a la Vieja Cuaresma hecha de cartón y tela: es la figura de una mujer con siete piernas que nos acompañará hasta Pascua. Alguién la confunde algunas veces con una "castanyera", pero los niños y las niñas tienen muy claro quién es esta señora. Cuando ya no tiene piernas, el padrino o la madrina ¡¡¡llegará con la Mona!!! ¿Y sabéis también una cosa? Ya es casi una tradición que nuestros clientes y clientas más pequeños se turnen para quitar cada semana una de las piernas.

Opiniones de los usuarios

Síguenos en Instagram
X